By / 19th julio, 2021 / Hotel Valencia / No Comments

Valencia es, por excelencia, uno de los destinos turísticos de España preferidos por viajeros de todo el mundo. Lo que pocos saben es que, en plena capital, pueden encontrar rutas con encanto para recorrer en bici y pasar jornadas únicas y muy entretenidas.

Visitando Valencia en bici

De los Jardines del Turia a la playa de Malvarrosa, una extensa red de carriles bici permiten conocer las zonas más emblemáticas de Valencia de una manera diferente a las típicas rutas guiadas.

La ruta urbana por excelencia de Valencia capital es la que se sigue a través de los jardines del Turia, que, asentados sobre el antiguo cauce del río del que llevan su nombre, atraviesan la ciudad y constituyen el pulmón más importante de Valencia.

Con una extensión verde de más de cien hectáreas, es uno de los jardines urbanos más grande de Europa, y se puede recorrer en bici para conocer la ciudad y disfrutar de curiosas y, más que entretenidas, experiencias de ocio y cultura.

Desde sentirse liliputiense entre los toboganes del parque Gulliver, aventurero en el Bioparc paseando entre animales originarios de la sabana africana o científico de vanguardia en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en estos jardines hay cabida para todo.

Por las diferentes rutas que se entrecruzan y por las que podemos ir variando nuestro pedalear a lo largo de los jardines, nos permitirán conocer:

  • Las Torres Serrano, acérrimas defensoras de la entrada a la ciudad durante las guerras del medievo, que se mantienen prácticamente intactas, y, dónde podremos ver la figura del Rat Penat símbolo milenario de la corona de Valencia.
  • Las termas romanas enclavadas junto a un patio de origen musulmán en la zona del Museo arqueológico de la Almoaina mezcla de tradición y vanguardia.
  • Las obras de arte alojadas en el Museo Nacional de la Cerámica, cuya porta está tallada en alabastro, y en el del Patriarca, antiguo colegio seminario con toques renacentistas.
  • El Miguelete, campanario al que se puede subir por una escalera de caracol, y la impresionante Catedral mezcla de culturas y símbolo de culto desde la época romana, y dónde según la tradición cristiana se conserva el auténtico cáliz de la última cena.
  • El famoso Palau de la Música, dónde los jardines hacen presencia hasta en el interior, y bajo su bóveda de cristal, disfrutar de uno de los entornos musicales más importante del mundo.
  • Y ya, en el paseo marítimo, degustar los platos más característicos de la gastronomía valenciana para a posteriori ver, dependiendo de la época, sus famosos castillos de arena y finalizar con una relajada tarde en la playa de la Malvarrosa.

Si te gusta pedalear y, eres urbanita, el anillo ciclista de Valencia te da la oportunidad de conocer a fondo la ciudad en bici, desde el centro histórico hasta la playa pasando por las bulliciosas vías peatonales.

Te ofrecemos mejorar tu viaje a Valencia poniendo a tu disposición nuestros apartamentos que, con una ubicación perfecta para tus rutas en bici y unas instalaciones inmejorables, harán de tu estancia algo inolvidable.


Leave a Comment