Consejos para no perderte las Fallas

By / 12th febrero, 2020 / Hotel Valencia / No Comments

Como cada año, en el mes de marzo se celebran las Fallas y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana se vuelcan en una de las celebraciones más coloridas y tradicionales de España.

Hay eventos y actos para todos los gustos, algunos con un día señalado y otros que se dan en varios días. Entre estos últimos destacamos la mascletá, a la que puedes asistir entre el 1 y el 19 de marzo, a las 14 horas y en la plaza de Ayuntamiento de la capital del Turia. Los masclets o petardos forman uno de los espectáculos pirotécnicos más multitudinarios de estas fiestas.

La Nit del Foc se celebra la madrugada del 19 de marzo en el paseo de la Alameda de Valencia. Se trata del castillo de fuegos artificiales más emotivo y espectacular que se dispara estos días. Es más, podríamos considerarlos de los más importantes de todo el mundo.

Actos principales de estas fiestas

Hay actos que son muy característicos de estas fiestas y te contamos cada uno para que no te los pierdas.

La plantá es una noche de intensa actividad, pues todos los monumentos deben estar listas al despuntar el día 16. Un jurado visita los monumentos para otorgar premios y también seleccionan al ninot indultado, que no será quemado. Los galardones se entregan la mañana del 17 de marzo.

Los días 17 y 18 de marzo acontece la ofrenda de las flores a patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados. Desde las 16 horas podrás ver el impresionante tapiz de flores de varios metros de largo que adorna su manto.

La cremá es la culminación de la fiesta que se inicia con la combustión de las fallas infantiles y luego prosigue con las grandes. Después de media noche se quema la falla ganadora, y a la 1 de la madrugada, la falla del Ayuntamiento.

¿Conoces las tradiciones de Valencia?

By / 13th enero, 2020 / Hotel Valencia / No Comments

Las tradiciones siempre gustan por tener sabor a infancia y a identidad. Son espacios y fechas que nos permiten reunirnos, relajarnos y revivir cada año un ritual especial por lo que te recomendamos no perderte ninguna. Su contenido cultural es de origen popular, generalmente antiguo y compartido por la comunidad. Lo tradicional está al alcance de todos y en ocasiones constituye un espectáculo de gran vistosidad que requiere mucho arte y trabajo, como son las Fallas.

Esta fiesta, famosa y concurrida, involucra a toda la ciudad de Valencia y se desarrolla cada año del 15 al 19 de marzo. Gira en torno a los ninots, fantásticas figuras elaboradas con materiales combustibles como cartón o papel maché. A la belleza unen la creatividad y un toque satírico, por lo que no debes perderte el grandioso espectáculo de verlas arder en las calles de la ciudad.

Más tradiciones valencianas

La Tomatina es otra fiesta muy conocida, que se celebra el último jueves de agosto. Se inicia a las 10 de la mañana con el Palo Jabón, una cucaña a la que algún afortunado logrará subir para retirar un jamón. Luego comienza la batalla con tomates en la que, si participas junto con otros miles de personas, los arrojarás en un jolgorio único.

Los Gigantes y Cabezudos es una tradición que data del siglo XVIII y acompaña a las fiestas de la Purísima y el Corpus Christi. Los Gigantes, de 4 metros de alto, representan a las culturas cristiana, árabe y judía. Los Cabezudos son ocho y, aunque más pequeños, estos personajes crean gran expectación cuando recorren danzando las calles.

Las tradiciones de Valencia son la esencia cultural de un pueblo que se aprecia en la gastronomía, las fiestas populares y las costumbres. Por ello queremos que las conozcas mejor para que las disfrutes a plenitud.

La lonja de la seda

By / 9th octubre, 2019 / Hotel Valencia / Off

La Lonja de la seda (Llotja) es uno de los edificios civiles más representativos del siglo XV en Valencia, en las postrimerías de su apogeo comercial y marítimo.

La Ciudad de Valencia, entre mediados del siglo XIV y mediados del XV vivió su denominado Segle d´Or, en el que florecieron el comercio y las letras. Construir edificios civiles se convirtió en una necesidad para dar respuesta a las demandas de la élite mercantil del reino. Pocas ciudades tenían el nivel de prosperidad como para construir un edificio que ya fue concebido como grandioso por el gobierno municipal de la época.

¿Te interesa conocer más sobre la historia y arquitectura del edificio? Te damos más información.

Mercado de la seda Valencia

La historia y arquitectura de la Lonja: por qué tienes que visitarla

El edificio se construye en 1493 y es obra, fundamentalmente, de Pere Compte, que hizo las veces de ingeniero y arquitecto. Los estilos que se mezclan en el edificio son el gótico tardío y el Renacentista de influencia italiana.

La Lonja nace como una necesidad para que los mercaderes hiciesen sus tratos, pudieran estar resguardados y almacenar mercancías. No ha de extrañar, pues, que en una ciudad rica el edificio representase esa grandeza. Esta construcción fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.

La planta es rectangular y el espacio total que ocupa es de 1990 metros cuadrados. El cuerpo del edificio, con una altura de 17,40 metros, está formado por tres naves longitudinales y cinco transversales. La altura contribuyó a la luminosidad del recinto, como es de esperar en una construcción gótica.

El estado de conservación es óptimo, su ubicación céntrica, en el barrio del Mercado Central, y por ello es uno de los lugares que te aconsejamos que visites si estás en Valencia.

Historia de la seda en Valencia

By / 12th septiembre, 2019 / Hotel Valencia / Off

La influencia de la seda en la cultura y la historia valenciana es innegable, ya que desde finales de la Baja Edad Media, las actividades relacionadas con la manifactura de este material han sido muy importantes.

Si hablamos de la seda en Valencia, tenemos que remontarnos al siglo XIV, cuando esta ciudad se convirtió, de la mano de los comerciantes genoveses, en un importante punto de exportación de la seda granadina hacia el norte de Italia. Esto ocurrió después de que en Valencia ya llevaban años fabricándose tejidos de tradición islámica con la seda que llegaba desde Granada.

Gracias a las buenas comunicaciones y relaciones entre Génova y Valencia, esta última ciudad mejoró mucho su industria sedera en cuanto a tecnología se refiere y así fue como se creó el barrio de Velluters, un gremio que se fundó en el año 1479 y que rápidamente pasó a ser el oficio más importante de Valencia.

La época de máxima esplendor de Valencia

En cuanto a industria sedera se refiere, Valencia se convirtió a finales del siglo XVII en un importante centro, ya que hasta el momento Toledo había sido la ciudad más importante de España como productora de seda.

En el año 1686 el rey Carles II otorgó al gremio de velluteros el privilegio, de manera que se convirtió en el Colegio del Arte Mayor de la Seda. Gracias a la Ruta de la Seda se produjo también un importante comercio de otro tipo de productos, que llegaron a Valencia gracias al intercambio.

Es importante destacar que en la segunda mitad del siglo XVIII se concentraban en Valencia el 94 % de los casi 4000 telares que había en el Reino.

En definitiva, como has podido observar, la ruta de la seda fue fundamental para que Valencia se convirtiera en la ciudad que es hoy en día